¿cómo comer más saludable? consejos prácticos

Generalmente comemos para saciar el hambre, porque estamos ansiosos o incluso por aburrimiento. Pocas veces nos detenemos a pensar que lo que estamos ingiriendo influye en nuestro estado de ánimo, nivel de energía e incluso en nuestras emociones.

Imagen

Generalmente comemos para saciar el hambre, porque estamos ansiosos o incluso por aburrimiento. Pocas veces nos detenemos a pensar que lo que estamos ingiriendo influye en nuestro estado de ánimo, nivel de energía e incluso en nuestras emociones. Las harinas y el azúcar generan ansiedad, la carne en exceso nos puede volver más agresivos e irritables, ciertas infusiones nos tranquilizan. Por ello hay que estar atentos a lo que comemos, eso luego alimentará nuestras células y formará parte de nuestro cuerpo.

En esta nota quiero darte algunos tips que te pueden facilitar llevar una vida que incluya alimentos de mejor calidad.

En primer lugar está la consciencia. Es fundamental que cuando comás estés presente y consciente, no es bueno comer distraído o haciendo otras actividades. La comida nos puede sentar mal, podemos comer en exceso o incluso, comer cosas que en el fondo sabemos que no nos hacen bien. Si estás atento, observás, sentís el aroma y saboreás lo que comes, es probable que mejore notablemente tu alimentación.

En segundo lugar está la planificación. En los talleres de cocina consciente, siempre al finalizar, les entrego una hojita para que completen las cuatro comidas diarias de la semana siguiente. Al tener previstas las comidas, nos ocuparemos de tener todos los ingredientes necesarios y habrá muy poco margen de error a la hora de comer alimentos que no deseamos. Siempre la planificación tiene que ser realista y de acuerdo a nuestros gustos y disponibilidad de tiempo. Incluiremos días de compra y momentos de elaboración.

El tercer punto sería amigarnos con la cocina. Actualmente es muy poca la gente que cocina, y menos aun que se cocina. Todo viene “casi listo” o “listo” incluso. Poco sabemos de los ingredientes que contiene lo que estamos comiendo o cómo está hecho. La cantidad de conservantes y resaltadores de sabor químico que contiene la comida industrializada es impresionante, y todo esto nos hace perder el paladar por los alimentos frescos y naturales. Comenzá por las recetas más simples, animate a cocinar esos platos que te gustan, motivate cocinándole a alguien que quieras. Regalate una tarde que tengas libre y vas a ver lo hermoso que es estar conectado con tu propio alimento. Si sentís que necesitás un empujoncito, te podés anotar a los talleres de cocina que doy en CARDAMOMO. Para recibir información envíame un mail a cardamomonatural@gmail.com.

 

Confío que te hayan servido estos consejos, estoy a tu disposición para lo que necesités. ¡Nos vemos la próxima semana con más información sobre alimentación saludable y recetas!

 

Ránking de restaurantes

Guia Deleite

Si tenés un Restaurante o brindas Servicios para Eventos ingresá y forma parte de nuestra GUÍA, obtendrás beneficios e información que aumentarán la rentabilidad de tu negocio.