Las medidas me matan

Medir y pesar ingredientes Un ogro de la pastelería

Imagen

¡Hola chicas! No me van a decir que el título no les hizo pensar en sus 90-60-90.. jaja o en esa perfección de mujer que según el 99% de los hombres buscan (yo todavía estoy esperando al 1% de los hombres que le gusten los excesos de esas medidas). Pero no nos vamos a meter en ese tema escabroso, vamos con la pastelería, que es de lo que puedo hablar con fundamento.

- ¡Hola Lu!

- Buen día María, ¿cómo te salió el merengue que te enseñé la semana pasada?

-Me quedó re bien, gracias

-Me alegro mucho corazón, esperame un ratito y estoy con vos.

 

La pastelería es una productora constante de aciertos y desaciertos, alegrías y frustraciones, y no se debe a que sea una ciencia inentendible, sino a que no todas tenemos en casa los utensilios necesarios para pesar, medir, calcular, etc los ingredientes de una preparación. Sumado a esto, en muchas oportunidades nos vemos en el aprieto de encontrar una receta que a la vista es riquísima pero que está en onzas ¡¿Onzas!?... Y ahí es donde entramos a hacer cálculos matemáticos que alguna vez vimos en la primaria, o bien a buscar desesperadas en internet a cuanto equivale una onza en gramos.

- Lu, te vuelvo a molestar jeje: ¿por qué es tan importante tener las medidas exactas en pastelería? Yo no tengo todas esas cosas para medir las recetas.

- Lamentablemente María, en esta parte de la cocina, la pastelería, las medidas de la gran mayoría de las preparaciones deben ser exactas para que el producto final sea el deseado. Y para poder pesar correctamente en casa, deberíamos tener una balanza digital de a gramo, tazas y cucharas medidoras.

-Pero eso es re tedioso Lu, ¿¡cada vez que hago una receta tengo que pesar y medir y todo eso!?

-Si corazón, así es. Pero te voy a dar un secretito. ¿Sabes qué te recomiendo hacer, que suelo decirle a mis alumnas? Tomate el trabajo una sola vez de hacer y pesar todas las medidas exactas en la balanza y una vez que las tengas hechas, pasarlas a medida taza – cuchara.

-¿la taza con la que tomo el café con leche? ¿Qué cuchara?

-No corazón, en cualquier cotillón o bazar vas a encontrar las tazas (taza, ½ taza, ¼ taza y 1/3 taza) y cucharas medidoras (cucharada, ½ cucharada, ¼ cucharada y una cucharadita) y con esas lo medís. A todas las recetas que yo hago, las paso a medida taza-cuchara y de esa manera me resulta más fácil hacerla con solo recordar, una taza y media de esto, dos cucharas de esto, y ¼ de taza de esto otro. De esta manera, chicas, cada vez que repitan esa misma receta, lo miden rápidamente y no tienen que rabear tanto.

-Lu, y esa taza de la que hablas, ¿mide lo mismo con cualquier producto?

-No María, no es lo mismo una taza de azúcar, que una de harina, o de maicena. 

 

Volviendo a las medidas, éstas son importantes y mucho, y las deberían tener en cuenta a rajatabla para no equivocarse y terminar con una decepción. Las medidas de taza y cuchara son medidas internacionales, por lo que si ven una receta, seguramente no les salga bien si lo hacen con la taza del café con leche.  

Ahora sí, las invito a tomar valor y adquirir esos utensilios porque la proxima semana se viene de receta rica.

¡Que tengan una hermosa semana! Y recuerden, ante cualquier duda pueden comunicarse conmigo o visitar mi facebook donde les publico los próximos talleres y cursos. ¡Buena vida!

 

Autor: María Luisa Fontana Maestra Pastelera Profesional sweethearts2011@gmail.com

Ránking de restaurantes

Guia Deleite

Si tenés un Restaurante o brindas Servicios para Eventos ingresá y forma parte de nuestra GUÍA, obtendrás beneficios e información que aumentarán la rentabilidad de tu negocio.